os espero en mi nuevo trabajo

os espero en mi nuevo trabajo
pincha en la fotografía para acceder a EL CABARET DE LOS SUEÑOS

ya esta disponible... EL CABARET DE LOS SUEÑOS NOCTURNOS

ya esta disponible... EL CABARET DE LOS SUEÑOS NOCTURNOS
PINCHA EN LA PORTADA para ver el vídeo presentación de EL CABARET DE LOS SUEÑOS NOCTURNOS, el libro que, de la mano de Producciones Nocturnas y Absenta Poetas, aglutina los poemas, fotografías y relatos que forman parte de Nocturnos y El cabaret de los sueños, mis dos obras literarias ilustradas en Internet. Para los que vivís fuera de Santander, y estéis interesados, lo podréis hacerlo vía e-mail, para remitirlo por correo. Y pronto, tras mi espectáculo Muñecas de cristal, el Gran Show de presentación del libro por diversos lugares de Santander. Precio: 10 euros. Mail de contacto: isidrorayestaran@gmail.com

EL SUEÑO


Querido diario:
Hoy les he visto pasar de nuevo. Sí, ya sé que llevo mucho tiempo dándote la murga con ellos. Qué le vamos a hacer, hermoso. Tú eres el único que me escucha. Así que te aguantas y me soportas unos minutos, que para eso estamos dedicamos el uno al otro en estas jornadas nocturnas… Pues eso, que anoche volví a caminar por el parque que rescato una y otra vez en todos mis sueños. Y allí estaban ellos, sonriéndome al tiempo que se comían la vida y se la llevaban a la boca entre arrumacos y miradas de esas que a una le siguen poniendo los pelos de punta. Debe ser que hace tiempo que ignoro lo que es un sentimiento o una punzada de romanticismo. Y ellos la tenían en ese preciso instante.
Anoche volví a seguirles a lo largo de todo el sendero de los cipreses, entre aquella estampa sepia que el recuerdo y la nostalgia ya no le pone tonalidad alguna. Cargados con sus bandoleras, compartiendo sus planes de futuro y departiendo sobre el color con que pintarían su habitación. Andrés se decidía por el naranja maya mientras Zaca aún estaba suspirando por el verde musgo que había visto en casa de su amiga Macarena. Pero ni en un contraste tan evidente de pinturas conseguían enturbiarse la mirada. Y así continuaban, jugueteando con sus manos, entrelazándolas constantemente y amándose con la mirada al tiempo que la sellaban con furtivos besos en unos labios que, con toda probabilidad, musitarían palabras de amor.
Mi sueño siempre acaba igual. Y de ahí mi desesperación, amado diario, porque mi pesadilla me impide cambiar lo que realmente ocurrió. Lo que daría por desprenderme del bienestar que me había producido su beso de amor, por arrebatarme del ensoñamiento mágico de aquella pareja de enamorados, por correr por el sendero de los cipreses con todas mis fuerzas para conseguir interponerme entre ellos y sus asesinos… Pero es inútil. Todas las noches me digo que es inútil. Y grito de desesperación al tiempo que me despierto empapada de sudor. Entre sofocos, me doy cuenta de que el sueño había vuelto a mí de nuevo. Y también, otra vez, rompo a llorar por la impotencia.
En mi sueño, cuando llego hasta donde estaban ellos, sólo encuentro un ramo de flores regado por unas lágrimas. Y una dedicatoria firmada por Macarena. En mi realidad, en el mundo que habito y deploro, realmente fueron atacados salvajemente por una pandilla de esos que se hacen llamar “verdaderos españoles” al tiempo que clamaban virtudes de una época ya pasada y que sólo conocen de oídas.
Y de ahí que acuda a ti todas las noches para contarte mi sueño, querido diario. A alguien tengo que contarle que me gustaría coger ese ramo de flores para llevarlo a casa de Andrés y Zaca. Ellos lo aceptarían con una sonrisa al tiempo que lo colocarían en su salón, pintado de naranja maya puesto que el dormitorio, finalmente, fue pintado con el color verde musgo que tanto le gustaba a Zaca.

ISIDRO R. AYESTARAN, 2007

5 comentarios:

LuisGui dijo...

Hola. Ha sido un placer cruzarme con tu página, tan llena de magia y detalles. Por supuesto, me he embarcado en la aventura de leerte. Estaré pendiente de los avances. Gracias por compartirlo con nosotros.

Luis Pedro dijo...

Siempre tan lúcido, Isidro. Otra felicitación de mi parte. Que ya me he vuelto leyente asiduo de tu blog.

Mira, te cambio un poco el tema, y te pido un favor. ¿Me pasas tu dirección de email? Que necesito hablarte de algo que me ha cruzado desde hace tiempo por la mente,y sé que vos podés ayudarme con ello.

Reitero, ¡felicidades por otro post magnífico!

ISIDRO R. AYESTARAN dijo...

Querido Luis Pedro
Puedes escribirme a la siguiente dirección virgenmerced@hotmail.com
estoy a tu disposición para lo que quieras.
Un saludo muy fuerte y mil gracias por ser lector asiduo

ISIDRO

El bárbaro del norte (Kokoro Kana) dijo...

Guarda tus sueños.
El sabio no los logra tan bellos
como el loco.

. § . dijo...

SOñaciones sanas.
_________________

Permiteme otro dicho mal hecho
que desde que la vi tengo el pecho desecho.

Juveniles movimientos sensuales, con acorde a duda y a pacificasion reciproca.

Yuxtapuesto y sacudido por la hiel los dibujos inanimados de los rostros amenazadores a plena luz del dia, nos hicieron una recuperacion de la memoria, cuando el mendigo come caca y el peineta aceite, cuando el cielo se hace ams tarde y el momento se afinca a tu imagen dolorosa, ingenua y oscura -primera (ilumina)-

maquinas con ruidos coquetos que tienen deseo de lana madre que abriga piel.

Saludos.