os espero en mi nuevo trabajo

os espero en mi nuevo trabajo
pincha en la fotografía para acceder a EL CABARET DE LOS SUEÑOS

ya esta disponible... EL CABARET DE LOS SUEÑOS NOCTURNOS

ya esta disponible... EL CABARET DE LOS SUEÑOS NOCTURNOS
PINCHA EN LA PORTADA para ver el vídeo presentación de EL CABARET DE LOS SUEÑOS NOCTURNOS, el libro que, de la mano de Producciones Nocturnas y Absenta Poetas, aglutina los poemas, fotografías y relatos que forman parte de Nocturnos y El cabaret de los sueños, mis dos obras literarias ilustradas en Internet. Para los que vivís fuera de Santander, y estéis interesados, lo podréis hacerlo vía e-mail, para remitirlo por correo. Y pronto, tras mi espectáculo Muñecas de cristal, el Gran Show de presentación del libro por diversos lugares de Santander. Precio: 10 euros. Mail de contacto: isidrorayestaran@gmail.com

ARRANCARTE DE MI


Quisiera arrancar de mí toda la mala hierba que perjudique nuestra unión; despojarnos de la mentira y el rencor; abandonarnos a la combinación desaforada y caliente de nuestros cuerpos; hundirnos en nuestras miserias primarias y explorarnos en cada recoveco inexpugnable de nuestros adentros…
Quisiera ser simplemente feliz a tu lado; reír en los buenos momentos y estrecharnos las manos en los turbios instantes de duda; saber que soy tu musa y que plasmas la desnudez de mi alma para el onanismo constante de mi recuerdo…
Quisiera explayarme en tu descripción física, cada palmo, cada pulgada, cada gemido en tu mirada, los suspiros por tenerme dentro, muy dentro de tu alma; quisiera que no se acabara jamás este viaje, que cada embestida llevara tu nombre. Sólo tu nombre, cansado ya de identidades furtivas en la noche vaga y radiante de unos cuerpos celestes iluminados por la luna…
Quisiera que no te fueras nunca; que te quedaras en la cabecera de mi cama, consolando mi aliento extenuado, apagando cada poro de mi piel del reflejo del sudor explícito y sofocando el fuego ardiente que se extiende por toda la geografía de nuestro combate.
Tú y yo juntos, victoriosos, sin más estandarte que el de un sentimiento certero más allá del mero placer de unas caricias, de unas ráfagas ardientes que laceraban nuestras carnes sedientas y hambrientas el uno del otro, mi nombre del tuyo, mi “te quiero” de tu “te quiero”, mi silencio de tu correspondencia asintiendo con tu compañía.
No quiero más que eso.
Y si no sabes darlo, vete ahora, saca billete de ida para siempre y llévate tu saliva, tus caricias, tus mentiras y tu escaso fuego a la hora de amarme. Vete, sí. Que yo naufragaré entre mis sábanas al conseguir arrancarte de mí.
Y no mires atrás.
Sé lo que es perder en este juego.
Fui aprendiz de muchos.
Ahora, me toca ser su maestro.

ISIDRO R. AYESTARAN, 2007

2 comentarios:

. § . dijo...

La saliva a parte de ser biologicamente tu reflejo interno, al traspasarla, se traspasa lo que eres y lo que quieres, traspasas los alimentos que te gustan, tus caries, tus infecciones, tus residuos de comida, una que otra sangre de la encia.... es mostrarse entero.

quizas por eso un beso sea mas revelador que un pene en la vagina.

a mi me pasa que veo una mujer besando y me calienta mas que verla desnuda, porque su boca te llama porque eres su alimento y ella te quiere degustar como el mejor de sus banquetes y uno es el mejor de los platos.

La saliva y su olor en la mañana, ese olor que se lo perdono a ella porque la besé y la miré y la ví tal cual era en ese momento, nada mas (+), ni mucho menos (-) y con eso me basto.
para saber que mi Dios era mujer.

la mala hierba nos expone el uno al otro, pero es como el reflejo del espejo que no podemos tocar ni menos sentirlo aspero como piel.

una ves no supe que decirle a una mujer; ahora quizas podria decir que era (cito) "quisiera explayarme en tu descripcion física"
ay donde el cuerpo huele a letra

pasa que me acuerdo;___________________________

oh epitafio ensordecedor de las moiras futuras de mi falso devenir
oh mujer infinita, infinita por tantos golpes que te di y nunca moriste, eres ese metal que nunca encontraron en la guerra del golfo.

oh mujer puta virgen de mis sueños ; mas alla que la señorita mimada por la religion.


saludos isidro.

Luis Pedro dijo...

Sos grande, Isidro. Siempre tan lúcido.
Felicidades, es una muy buena pieza. Me ha gustado muchísimo, quizá sea porque atravieso un momento parecido. Nada mejor que las palabras para expresar un sentir abstracto como lo es este.

Me he dado una vuelta por tus Nocturnos. Hace algún tiempo que no lo hacía. Siempre encuentro buenas sorpresas.

Le dí update a mis blogs, para cuando querás echar un vistazo. Te cuidás, y seguí escribiendo.