os espero en mi nuevo trabajo

os espero en mi nuevo trabajo
pincha en la fotografía para acceder a EL CABARET DE LOS SUEÑOS

ya esta disponible... EL CABARET DE LOS SUEÑOS NOCTURNOS

ya esta disponible... EL CABARET DE LOS SUEÑOS NOCTURNOS
PINCHA EN LA PORTADA para ver el vídeo presentación de EL CABARET DE LOS SUEÑOS NOCTURNOS, el libro que, de la mano de Producciones Nocturnas y Absenta Poetas, aglutina los poemas, fotografías y relatos que forman parte de Nocturnos y El cabaret de los sueños, mis dos obras literarias ilustradas en Internet. Para los que vivís fuera de Santander, y estéis interesados, lo podréis hacerlo vía e-mail, para remitirlo por correo. Y pronto, tras mi espectáculo Muñecas de cristal, el Gran Show de presentación del libro por diversos lugares de Santander. Precio: 10 euros. Mail de contacto: isidrorayestaran@gmail.com

RECITAR EN MIL ROSAS JUNTO A UNA REFLEXIÓN SOBRE NOCTURNOS


Tal y como anuncié, el pasado jueves diez de enero recité varios de los poemas y textos que componen Nocturnos. Sin duda alguna fue la experiencia más maravillosa y enriquecedora de cuantas he podido vivir.

Fue en la floristería Mil Rosas, ubicada en la calle Cubo de Santander y regentada por Charo, donde una vez al mes (los primeros jueves) Juan Curras organiza las jornadas de Jueves de pétalos y poesía. Mil besos para los dos.


¿Y qué puedo deciros? EL recitar en un local lleno de gente, con un montón de pétalos de colores por el suelo e iluminado por la luz de muchas velas colocadas estratégicamente con gusto y buen hacer, consiguió que mis versos se vieran envueltos en una atmósfera de silencio y expectación como muy pocas veces podrá repetirse en mi vida.


Tal y como me presenté ante el público allí congregado, y para vosotros, que leéis esta versión blog, os diré que Nocturnos nació como un proyecto para un libro de poemas ilustrados allá por el mes de marzo de 2007, cuando en plena crisis de inspiración en una de mis novelas (la eterna Sentimento, una historia de amores y recuerdos), se me ocurrió la idea de escribir unos pequeños párrafos sobre la soledad y la búsqueda del amor, ilustrándolos con fotografías mías y de grandes amigos que tuvieron a bien el posasr para mí sin sospechar a lo que se exponían. Todo fue bien hasta el mes de julio, cuando sufrí uno de mis habituales jamacucos que me tuvo mes y medio postrado en cama de baja médica. A partir de ahí, y mientras los médicos se ponían de acuerdo entre si había sufrido un ataque de ansiedad fortísimo o un episodio de ausencia a estudiar, yo llegué a la conclusión de que los que escribimos nuestras neuras en una hoja en blanco, los que proyectamos nuestra visión del mundo para transmitírsela a los demás, sólo podemos tener dolencias con nombre de bolero. Tras esta premisa, y al tiempo que el aburrimiento se excedía conmigo entre mis sábanas, decidí crear este blog, versión informatizada de aquel libro de poemas, para poder llegar a cuanta más gente mejor.


Desde aquel momento hasta el que nos ocupa, han sido muchas las satisfacciones que he tenido a través de los comentarios de quienes me habéis seguido desde la primera línea y de los que os habéis subido al tren una vez que ya había iniciado su recorrido. También hubo más de un quebradero de cabeza por el contenido homoerótico de alguna de las fotos (escándalo aparte entre los más cercanos en Santander por haber incluido en mi lista de modelos a transformistas y a jovencitos encarnando a chaperos), pero aún así, me mantuve firme en mi idea de lanzar Nocturnos como la obra que es, sin miedo a las censuras, los dimes y los diretes.


Mil gracias a todos.


Para acentuar más mis ansias de proyección de la obra, el pasado mes de diciembre tuve la idea de trasladar los textos y las fotografías en unos montajes con música de fondo para, a través del canal You Tube, plasmar mi vena más cinematográfica. Con música de Bunbury (os lo recomiendo) e incluso versiones de grandes clásicos, como El lago de los cisnes, mi universo Nocturnos ha sido relanzado en casi dos mil visitas en apenas cinco semanas.


Ya no me caben más gracias que brindaros a todos.


Para finalizar esta reflexión, permitidme volver al comienzo de este texto, a aquel recital que di en Mil Rosas, atacado por los nervios del estreno y ataviado con la bufanda negra y blanca que le he prometido a mi amigo Javi como reliquia.


Dividido en dos partes, el recital arrancó con el vídeo "Mientras Santander duerme", el prólogo ideal porque es, en la noche, cuando los autores le escribimos al amor a sabiendas de que en el exterior, en la ciudad nocturna, sus habitantes son nuestra fuente de inspiración. Tras el vídeo, una serie de poemas y textos sobre el hambre de amar y la soledad como resultado. En la segunda parte hubo cambio de tercio, volcándome en mi parte más comprometida con el ser humano y las miserias que adornan el mundo que habitamos. El vídeo "La partida de ajedrez" introdujo los textos que homenajean a los asesinados en Irán por su condición de homosexuales, a la chica de diecisete años que fue lapidada por su propio pueblo, y a todos aquellos que sufrieron tortura, presidio o pena de muerte por ser como eran y por amar y sentir de manera diferente a la del grueso de los mortales.


El recital, de hora y cuarto de duración, fue todo un éxito, lo que me ha dado fuerzas y energía para continuar, no sólo con mi obra, sino con la idea primitiva de exportarla a cuanta más gente se pueda.


Me encantaría reuniros a todos vosotros en mi buhardilla para compartir Nocturnos con la de todos vosotros, para leernos mutuamente en una única voz y un único latido, que lleva, irremediablemente, vuestros nombres.


Y por último, vaya desde aquí mi aplauso a los protagonistas que ilustran este Nocturnos que vosotros habéis convertido en vuestro Nocturnos:


Maru Dañobeitia (La mujer de la noche y El vals de los muñecos de trapo)


Francisco Gutiérrez (El amante perdido)


Anuska y Maruji (A flor de piel)


Jolu (El joven chapero)


Oky (El transformista)


Manu (El extraño viajero)


Marta (La chica de la estación


Ricardo (El chico del cuarto de baño)


ISIDRO R. AYESTARAN, 2008

2 comentarios:

mar dijo...

Me alegro de tu exito..por un instante me vi alli sentada rodeada de esos petalos y a la luz de las velas..sin duda, el mejor ambiente para recrear los sentimientos.
Sabes de tu post hay algo que me ha encantado, aquella parte que dice...yo llegué a la conclusión de que los que escribimos nuestras neuras en una hoja en blanco, los que proyectamos nuestra visión del mundo para transmitírsela a los demás, sólo podemos tener dolencias con nombre de bolero.
Precioso sin duda..
Un besito y una estrella.
Mar

OTRAMIRADA dijo...

Gracias a ti Isidro por compartir tus creaciones, tus criaturas llenas de sueños, de recuerdos, de amor. Cómo me hubiese gustado estar en esa reunión y oirte recitar tus poemas. Igual me imagino que debe haber sido algo muy hermoso, por todo lo que cuentas y rodeado del afecto de tus amigos. Yo desde aquí te acompaño y felicito de corazón. Lo mejor para ti.

Un beso amigo.